27 febrero 2017

Tot Astronomia en las ondas de febrero 2017

Rueda de prensa de la NASA el pasado
día 22 de febrero
Hoy hemos hablado por la emisora Ua1 Radio, la radio de Lleida/Cataluña/España, de los exoplanetas  o también llamados planetas extrasolares. Ha sido un programa monográfico sobre esos mundos que dan vueltas a estrellas diferentes al Sol.

Hemos iniciado la intervención hablando del nuevo descubrimiento anunciado por NASA el pasado día 22 de febrero. Cinco personas anunciaban al mundo que a una distancia de 40 años luz de nosotros se acababa de descubrir  siete planetas extrasolares, muy similares al nuestro y que giraban en torno a la estrella enana roja y fría denominada TRAPPIST-1, situada hacia la constelación de Acuario.
Comparativa de nuestro Sol con la
estrella TRAPPIST-1

La estrella tiene un 8% de la masa del Sol, es un astro joven con unos 5 millones de años y es de evolución lenta. Los primeros 3 planetas más cercanos a la estrella son muy calientes como para contener agua líquida, los otros tres siguientes están en la zona de confort, por lo que podrían disponer de agua y una atmósfera, y el séptimo, posiblemente sea un mundo helado. El telescopio espacial Hubble y el James  Webb, que será puesto en órbita el próximo año, analizarán con todo detalle las posibilidades de agua líquida y atmosferas en esos mundos recién descubiertos.

Planetas en torno a TRAPPIST-1
El plantearnos llegar hacia el sistema planetario de TRAPPISt-1, no es posible con nuestras sondas hoy por hoy, ya que la nave Nuevos Horizontes que se acercó a Plutón, viajaba a 51.000 Km/h por lo que para llegar a TRAPPIST-1 tardaría la friolera de 817.000 años. La nave Juno  que pasó cerca de Júpiter, viajó con velocidades punta de 265.000 km/h, pero aún a estas velocidades, el tiempo en llegar al nuevo sistema planetario descubierto seria de 159.000 años.
Órbitas planetarias de los nuevos
exoplanetas

Las posibilidades de vida en los tres planetas situados en la zona de habitabilidad son escasas por  tratarse de una estrella demasiado  joven. Tiene unos 500 millones de años y es de evolución lenta, y para disponer de vida en sus aguas o superficie rocosa son necesarios muchos más años. En nuestro planeta,  las primeras células más simples surgieron con mucho más tiempo de evolución.


Comparativa de TRAPPIST-1 con
Júpiter y sus satélites






De todas formas si hay vida allá fuera, hemos de encontrarla, ya que si hay vida pero no la encontramos es como si no la hubiera.

Os dejamos con el podcast del programa emitido íntegramente en catalán.




Tot Astronomia








0 comentarios:

Publicar un comentario